Validación de usuario
Validación de usuario
Cerrar
Compartir en TwitterCompartir en Facebook
Compartir:

14 de septiembre de 2016

Colchones.es

Elegir la altura de tu colchón es fácil

Una persona que duerme de media 8 horas diarias, se pasa aproximadamente en total unos 23 años de su vida durmiendo. ¡Eso es mucho tiempo! Habitualmente insistimos en la importancia de valorar y elegir bien el equipo de descanso. En el post de hoy queremos hacer especial hincapié en la altura del somier y el colchón, ¿cómo influyen en el descanso?

La altura adecuada para combinar colchón y somier ayudará a potenciar mejor cualquier movimiento y el descanso y bienestar del durmiente.

Un poco de historia...

Según la organización no lucrativa Better Sleep Council, que se dedica a proporcionar información sobre el sueño y cómo la calidad de los colchones afecta al descanso, el origen de la cama data de hace 10.000 años en el Neolítico. Aquellas primitivas camas estaban hechas con hojas secas, pieles y cualquier otro material que les aislara del suelo y diera un poco de confort. Aunque el colchón actual tiene un origen reciente comparado con la humanidad, el hombre ha utilizado siempre algún método de descanso. Y este método sería el antepasado de nuestro colchón.

Pero no fue hasta la época de los faraones en el antiguo Egipcio que la cama se subió del suelo gracias a que descubrieron los beneficios de elevar una estructura, a forma de cama, de la planta del suelo. Este sería el origen de los somieres y bases.

Los griegos no dieron tanta importancia al colchón como a la base. Fabricaron piezas de descanso con madera, piedra o mármol. Para aminorar la incomodidad de la base ante la falta de colchón, colocaban telas que hacían las veces de almohadas.

En el Imperio Romano ya aparecieron las primeras camas de lujo, decoradas con oro, plata o bronce. Recuperaron la importancia del colchón haciendo rellenos al principio de paja, caña o heno, para ir después incorporando la lana y finas plumas de ave, con las que también se rellenaban cojines y almohadas.

A medida que han ido transcurriendo las civilizaciones, el somier y el colchón se ha ido amoldando a las costumbres de cada cultura.

El primer "somier" llegó en siglo XVI, y eran básicamente una red de cuerdas entrelazadas clavadas en la pared para sostener con consistencia el colchón y separarlo del suelo. El colchón, como lo conocemos hoy en día, data del sigo XVII y surge en Inglaterra, siendo estos de muelles.

¿Existe una altura adecuada de la cama?

A la hora de hacer nuestra elección del equipo de descanso solemos tener en cuenta el largo y ancho de un colchón, pasando por alto la importancia de la altura.

¿Podemos decir que existe una altura adecuada de la cama? Teóricamente la altura perfecta es aquella que, una vez sentados en el colchón, al apoyar los pies en el suelo, nuestras piernas forman un ángulo recto. De esta forma, tanto al acostarnos como al levantarnos lo hacemos sin forzar nuestra zona lumbar. O al menos que sentados, toda la superficie de los pies apoye sobre el suelo.

Para calcular la altura idónea tenemos que tener en cuenta dos factores: nuestra propia fisonomía y los centímetros que se hunde el colchón cuando estamos sentados en él.

Cada persona tiene un largo de pierna diferente. En el caso de la población española oscila de media entre 40 y 45 cm (altura de la pierna doblada en ángulo recto -poplíteo-). Por otra parte, lo que se hunde un colchón cuando estamos sentados en él depende mucho del material y firmeza del mismo (un colchón viscoelástico se hundirá sensiblemente más que uno de muelles por poner un ejemplo). No obstante podemos estimar ese hundimiento en una horquilla entre 5 y 10 cm.

La altura del somier y el colchón

Teniendo en cuenta lo anterior, y que no existe una medida estándar para el conjunto de somier + cama, éste suele medir de 40 a 60 cm, siendo la altura más cómoda para sentarte de 50 a 55 cm.

Como criterio general, es mejor que la cama sea algo más alta que baja respecto al ángulo recto de nuestras piernas. Nos permitirá levantarnos con menor esfuerzo.

Según la normativa un colchón debe tener al menos 17cm. de altura, por debajo de este grosor estamos hablando de colchonetas. Desde nuestro punto de vista como especialistas, y siempre teniendo en cuenta las características del durmiente, un colchón con un grosor en torno a los 23 cm - 25 cm  puede alcanzar las prestaciones necesarias.

En cuanto al somier, si sumamos la altura de la pata habitual y el alto del tubo del refuerzo perimetral nos encontramos con una medida media de altura de entre 22 y 30 cm.

Consiguiendo en total una cama de entre 45 y 55 cm. desde el suelo hasta la superficie del colchón, que es lo adecuado.

La altura según el tipo de colchón

Los colchones de látex suelen fabricarse con núcleos que oscilan entre los 15 cm y 22 cm. dado que es un material muy caro. Además existe una clara diferencia en las sensaciones al dormir o descansar, entre colchones de látex con núcleo de 15 cm o de 20 cm, pero por encima de esta medida de núcleo no se aprecian grandes diferencias, por lo que no tiene mucho sentido encarecer el colchón con más altura.

Estos colchones pueden adquirir más altura debido a los acolchados y tapizados que lleve.

Los colchones de muelles o muelles ensacados oscilan entre los 25 y 30 cm. de altura, existiendo una tendencia actual de hacerlos con gran altura. Ésta está condicionada por el grosor de la carcasa, si existen capas de confort añadidas y si son de doble cara (algo habitual).

En cuanto a los colchones de viscoelástica, el núcleo central de un colchón nunca es de material viscoelástico, éste es el material superior del acolchado y precisa de un núcleo que le dé soporte. Si este núcleo es de buena calidad, no es necesario un grosor muy alto, entre 25 y 30 cm está bien. Os aconsejamos colchones con acolchado en viscoelástica que puedan usarse por ambas caras y de menos de 5 cm. de viscoelástica, más es innecesario.

A los colchones de espumación o HR les pasa algo parecido que a los de viscoelástica, es decir, si el núcleo de espumación es de buena calidad, no es necesario que el colchón sea muy alto. Priorizando en estos casos el soporte. Los colchones de espumación, por tanto, oscilan de media entre 20 y 25 cm.

¿CÓMO INFLUYE LA ALTURA EN NUESTRO DESCANSO?

Conseguir una altura mayor o menor a la mencionada afectará a la estética del conjunto y a la comodidad del durmiente a la hora de acostarse y levantarse.

Una altura adecuada nos permitirá levantarnos con menor esfuerzo. No obstante, la mayor importancia la tiene si tenemos problemas con la espalda, ya que si la cama es muy baja sufrirá a la hora de levantarnos. O en el caso de personas mayores, ya que debemos cuidar que, en ningún caso, los pies queden colgando, esto genera gran inseguridad y posibilidad de caídas.

 Para más información sobre este tema, ponte en contacto con nuestro equipo de expertos y gratamente te atenderá, de lunes a viernes de 8 am-20 pm en el 900 701 086 (gratis).


Empresa: Colchones.es
< Volver

Directorio de empresasBUSCADOR EMPRESAS


Copyright 2017 © Guia de prensa S.L. | Tel. 902 026 111 | Síganos: Síganos en Google+: Guía de Prensa Síganos en Facebook: Guía de Prensa Síganos en Twitter: @guiadeprensa Síganos en You Tube: Canal Teleguiadeprensa Síganos en LinkedIn: Guía de Prensa
Guia Empresas | Horomárkate | Vida Sana | Nota legal | Publicidad | Contactar


GuíadePrensa.com es un directorio de empresas , creado principalmente para ayudar a los clientes y empresas de España a darse a conocer y encontrar servicios. En este directorio empresas se ofrece información de contacto de forma clara, fácil y gratuita. Es un buscador de empresas en el que las empresas de España pueden anunciarse en Internet de forma simple y sencilla sin suponer un gasto.

Además en este directorio de empresas se adjuntan las publicaciones que las empresas han realizado con nosotros en prensa nacional. Para aportar información extra de la mano de los principales periódicos.